jueves, 3 de noviembre de 2011

Crepúsculo

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Ocaso significa oeste?…..Así que ahí es donde he terminado, ¡en el ocaso de España!. Que, visto así, parece que este viviendo en la mismísima decadencia del territorio nacional. Y eso sin apartarme ni un ápice de lo que la RAE entiende por ocaso, que yo siempre he sido muy disciplinada….Aunque yo prefiero pensar que estoy en ese lugar del país, que se queda en la retina del Sol antes de transponer el horizonte para irse a dormir.

Anónimo dijo...

ATARDECER ENGAÑOSO.-
El atardecer,decadente,
disfrazado de explendor,
con sus ocres,rojos,malvas...
Nos promete una quimera,
algo imposible,porque,
detrás,vendrá la noche.
En otoño,nos enamora,
acentuando sus tonos,
pero la noche que vendrá,
será fría y oscura,
presagiando el crudo invierno.
Solo la Primavera,
dulce,suave,
se nos muestra,
día y noche,
en un continuo explendor,
con la promesa,
de un cálido verano.

Anónimo dijo...

CURIOSIDADES DESDE PLANETA TIERRA

Todos los días se produce el gran espectáculo, curiosamente los humanos prefieren contemplar la televisión. Seguros de que mañana el astro volverá a cobijarles con su luz y calor, acogen la oscuridad sin percibirse del magnífico tránsito. Una paleta de tonos rojos y anaranjados, dibuja pinceladas entre claroscuros azules y malvas. Sigilosamente un suave manto extiende infinidad de estrellas, que titilantes adquieren protagonismo. Aproximadamente a la misma hora, otros aguardan cola para ver una película de gran éxito titulada Crepúsculo.

Anónimo dijo...

CALLES DE N.YORK
Me llamo Susan, tengo 50 años. A los 18 me independice de mi familia dando un portazo, lejos de aqui. Me case. No he tenido hijos porque nunca tenia tiempo. Mi marido me cambio por una mas joven. No hace mucho perdi mi trabajo, y despues mi casa, etc. por no poder atender los préstamos. Ahora vivo en las calles de esta ciudad.
Hay una chica joven y me acerco a pedirle dinero. Se sobresalta y veo pánico natural y droga artificial en sus ojos. Del bolso saca una pequeña pistola y dice "mejor tu que yo". Dispara. Caigo a la sucia acera. Me desangro y pido ayuda. Nadie responde.
Es el Crepúsculo del día, el Crepúsculo de mi vida y el Crepúsculo de una civilización.

Pd. Saludos de Ana Veronica. Ya que no puedo estar en esta reunion, no quiero que os comais el coco adivinando quien ha escrito esta bobada.

Anónimo dijo...

Días y crepúsculos

Dieciseismil seiscientos quince. Mis días vividos, y también mis crepúsculos (me gusta más hablar de atardeceres). Lo más bonito de estos: presenciarlos sintiendo el frio o el calor en el rostro, sumergiéndome en sus colores desgarrados o discretos, con la serenidad que da pensar tan solo, un día más se acaba, mañana otro comienza. Lo peor de los crepúsculos: que como soy miope, en ese rato veo el mundo algo difuso; aunque eso, hay días que tiene su puntito.

PD. y este es de Reyes, que creo que tampoco podré ir

Anónimo dijo...

CREPÚSCULO:
La bellísima puesta de sol. El alma se sosiega sentado en la terraza bebiendo un gran reserva.
Piensas en la cantidad de gente que
en estos momentos saliendo de sus trabajos se apresuran, buscando los
niños,o sus parejas, montan en esos
transportes malolientes, llenos de
gente sudorosa prietos,empujandose
para entrar o salir. Y tu estas
tranquilo, comodamente sentado.
Claro, que tus piernas a penas te sostienen.

Anónimo dijo...

Les gustaba caminar al atardecer, intentando atrapar en el crepúsculo el último rayo del sol en su caída, los últimos momentos de su majestuoso recorrido. Cada lugar de sus vidas tenía un nombre para el mágico escenario del ocaso.
Una de esas tardes percibieron un fugaz fulgor, sobre la última luz que acogía el horizonte y recordaron fascinados la inmemorial leyenda: las almas de dos personas que consiguen ver el imposible rayo verde seguirán unidas hasta después de la muerte.

Páginas vistas en total