viernes, 27 de mayo de 2011

ESPECIAL #2 "DE BOCA EN BOCA"

(MAS ABAJO TAMBIEN ESTA PUBLICADO EL TEMA DE LA SEMANA: DICHA)

Vale, reconozco que hacer un especial es algo que deberíamos haber decidido entre todos. Pero así es la dictadura de las claves y contraseñas del blog.

Al igual que hicimos en semana santa, pondremos un tema con alguna característica especial. En este caso, se trata de continuar a vuela pluma, el relato que nos encontremos publicado cuando entremos en el blog.

Nada de pensar, nada de corregir, ese es precisamente el "juego" de este ejercicio. Dejar fluir lo que se nos ocurra y como siempre, en solo 80 palabras.

Os dejo un texto para empezar (1er comentario) y la definición de "a vuela pluma" de la RAE. Explica exactamente la idea que os quiero trasladar.

A vuela pluma: Muy de prisa, a merced de la inspiración, sin detenerse a meditar, sin vacilación ni esfuerzo. (lo de sin esfuerzo es más difícil de conseguir)

NOTA: El texto no es del todo mío. Espero que me perdone el autor.

8 comentarios:

ochentapalabras dijo...

Pues sí, soy un señor mayor, un eminente profesor. Pero mira mi coleta, cuando era joven me puse hasta el culo de todo.
Sí, puede que sea una expresión soez. E incluso sacada de contexto hasta maleducada y malsonante. Pero si uno no puede permitirse estas licencias cuando escribe libremente sobre una cuartilla de papel en blanco, cuándo si no. Y es que los médicos deben ser como las demás personas. Buenos y malos, estudiosos e indolentes, generosos y peseteros…

Anónimo dijo...

exactamente igual, aún ejerciendo de semidioses. Cualquiera ante la inventiva de una historia, crea el destino de unos personajes. Juega con la frustración del dios que lleva dentro. Unas cuantas palabras, ochenta, a veces menos, y ¡hágase la luz!, crea pequeños mundos a su capricho. Algunos tentados por transgredir la norma deja libre albedrío a la verborrea imaginativa sin tope alguno... como aquellos años de la coleta, los pelos largos, la imaginación al poder...

Anónimo dijo...

Imaginación, creatividad...Luisa es la sobrina del señormayoreminenteprofesor. Y le encanta su coleta. Ella siempre anda en su mundo. En clase de religión se puso a pintar y su profe le preguntó,
-¿Qué pintas?
- pinto a Dios, respondió Luisa
- pero si nadie sabe como es Dios, ofreció la profe (con su creatividad diluida después de muchos chaparrones)
- pues lo vais a saber en un momentito, dijo Luisa sin levantar la cabeza de su obra de arte
En realidad esto lo cuenta Ken Robinson, educador eminente que quiere participar en nuestra historia

Anónimo dijo...

- ¿Cómo puedes creer en Dios si nunca lo has visto?
- ¿Has visto tú el sol?
- Directamente no, pero sé que está ahí arriba. Veo su reflejo, noto su calor...
- Dibújalo.
- Es fácil. Mira: Un círculo y nueve aristas.
- Eso no es el sol. ¿Y la fusión del átomo? ¿Y la fotosfera y la cromosfera? ¿En qué momento de tu dibujo se convierte el helio en hidrógeno?
- No necesito saber todo lo que ocurre en el sol para saber que está ahí.
- Ni yo tampoco.

Anónimo dijo...

Nunca me puse"hasta el culo" de nada, y,bien que lo siento Sencillamente, fuí creando lo que yo había clculado que debería ser
mi mundo futuro,y,en parte lo conseguí,pero...a estas alturas,
noto que no me hubiera venido mal
cometer alguna que otra "locura"
de esas llamadas de juventud y
así, ahora,poder decir con buen criterio:"que me quiten lo bailao".
Solo que,ahora,aunque quisiera,la
artrosis(física y psíquica)me lo
impediría.¡Qué le vamos a hacer!

Anónimo dijo...

A VUELA PLUMA
Yo tampoco. Siempre he dicho; Solo me arrepiento de "lo que pudiendo no he hecho" Y eso que he sido bailarín; Siempre con pareja, entiéndase, por tanto no se me puede aplicar el dicho "Que me quiten...."
La botella todavía medio llena, pues, me marco metas. "dentro de unos días "esto" y más adelante "aquello", y así sucesivamente: G.P., y añadiré, La Dicha es tomar lo que uno pueda y conformarse.
Ahora (con discreción) me pongo hasta el culo de admirarlos, que no de palparlos.

Anónimo dijo...

falsosssss, más que falsossss... yo no me he puesto nunca de nada, yo he sido siempre bueno, nada de excesos... Mentirusca grande y gorda atá con piedras. Abrid esos cajones de las medicinas, todos, sin excepción, tenemos más drogas en casa que en un laboratorio clandestino de Colombia. Nos administramos valium, paracetamoles e ibuprofenos a demanda y tenemos la desfachatez de llamar drogadictos a otros. ¡Pobres adictos! Decimos, mientras recogemos las bolsas de medicinas en la farmacia.

Anónimo dijo...

Todos los seres que un día
nos habitaron,siguen ahí,en algún
rincón de nuestro pensamiento.
Y mientras nosotros envejecemos a pleno sol,ellos permanecen en el
cuarto oscuro,conservando la lozanía de otros tiempos.
El niño, seguirá mirando con asombro a todo cuanto acontece a
su alrededor.
El joven, idealista,soñador,se resiste a desaparecer,sin antes
haber cambiado al mundo que le rodea.
Y la persona fuerte,enérgica que fuimos de adultos,no quiere extinguirse,abrazado al espíritu
de libertad;pues la decadencia
física no implica la destrucción
espiritual.Esta solo se producirá,
cuando no reconozcamos nuestra propia imagen reflejada en los
demás.

Páginas vistas en total