jueves, 9 de junio de 2011

FUERZA

FUERZA!!!!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

No estoy segura de cuándo tu fuerza bruta empezó a alimentar mi fuerza de voluntad. Quizá fue el día que vi el miedo reflejado en los ojos de Raquel, aquel día ella cumplía seis años.
Desde entonces cada golpe, vejación, humillación y desprecio se han ido transformando en autoestima. Ahora ya no tengo miedo, aunque no fue fácil decir “BASTA” la primera vez.
Hoy, tras las ocho velas de cumpleaños veo unos ojos llenos de futuro y de fuerza… sobre todo fuerza.

Anónimo dijo...

Cuando los equipos de rescate llegaron, el mar se había llevado todos los camiones. La playa estaba llena de cajas de colores y cabinas decoradas que asomaban a trozos entre la arena y sobre las olas flotaban los neumáticos arrancados.
Lo único que encontraron en las inmediaciones de la fábrica destrozada fueron retamas y pequeños macizos verdes que volvían a brillar bajo el sol.

Anónimo dijo...

La suma de las fuerzas

Uno va caminando. Y su fuerza, su energía, se transforma en un sueño. Es solo un sueño…el suyo.
Dos caminan juntos. Y sus fuerzas unidas son capaces de hacer nacer otro sueño. Ahora es un sueño de dos.
Muchos caminan juntos, vienen de lugares esparcidos por el planeta, sus voces vibran con ritmos diferentes. Creen en distintos dioses, o en ninguno. Toda su energía se transforma en un sueño común. Es más que un sueño, es el comienzo de una nueva realidad.

Anónimo dijo...

FUERZA INNATA

Tomó un sorbo de café y tecleó el buscador de empleo.
Sorprendentemente hoy aparecían dos nuevas ofertas.
Vacantes en Fuerza de Voluntad:
-Se requiere gran capacidad de aguante.
-Imprescindible perseverancia y paciencia.
-Se valorará haber parido al menos dos hijos.
Especialistas en Fuerza Bruta:
-Capacidad para imponer criterios.
-Indispensable argumentar con puñetazo en la mesa.
-Abstenerse individuos que posean delicadeza.
Sin pensarlo demasiado pinchó en la primera “enviar curriculum”. La segunda, sin dudarlo, se la reenvió a su ex.

Anónimo dijo...

La fuerza de la voluntad

Elisa volvía de Nwara- Eliya, en el corazón de Sri Lanka, el país del té. La carretera descendía dibujando grandes curvas en zig zag. En la primera apareció un niño, que quería venderle flores. No se fijó mucho. En la siguiente curva de nuevo un niño vendiendo flores, ¿el mismo? Ahora Elisa se fijó en su raída camiseta, y su enorme mirada oscura. Y en cada curva de nuevo estaba, delgado, moreno, sin jadear a pesar de la carrera atajando por la jungla. Curva y niño… hasta que Elisa gritó al conductor, ¡Please stop¡ Bajó del coche para encontrar la sonrisa más inmensa,
-¿Do you want flowers?
- Claro…

Anónimo dijo...

FUERZA

Para según quien es un capital que esta ahí, y te produce intereses, con los que vas viviendo bien. Finalmente te haces con algo que perdura y aumenta.
Eso te proporciona placer y estabilidad, con una posición en tu sociedad. Fuerza y prestigio.

Mientras que otros, empezando con el mismo capital, con sus celebraciones y festejos, gastan más que el interes que les produce el capital, y su escaso trabajo, y se van quedando más y más débiles.

Así, a merced de otras fuerzas, y agotados van y recurren a X por un préstamo.
Su deuda aumenta por su falta de fuerza de voluntad y se converte en un siervo.

Aquí no habrá padre bondadoso que le reciba y agasaje como en la Biblia.
"Porque más vale un hijo.... "

Anónimo dijo...

La fuerza o la estrategia.

El ovillo de hilo, evoca la manera de escapar del laberinto.Una vez ajusticiada la bestia del minotauro para liberar a su pueblo del sacrificio,nada hubiese podido Teseo sin el ovillo de Ariadna.Le hubiese pasado como a Jack Nicolson en el Resplandor.
Atenea es la diosa de la guerra,pero !cosa curiosa! también lo es de tejedores, y, por consiguiente de la civilización, la sabiduría, la estrategia,las artes y la justicia.
Hilanderos e Hilanderas del mundo, la fuerza es perjudicial si la usamos sin mas.

Anónimo dijo...

MIEDO

Jesús, desde Chile

Valdivia, una casa de madera con enormes ventanales acristalados, para sumergirse en el bosque detrás. Sobre la mesa, dos piedras de volcán tomadas en el lago Ranco. Mesa de madera austral tan lejos del entramado enrevesado y los millones de personas que componen España. Acá llueve, toda la noche. Comienza el invierno. Nada suena, más que la lluvia. No hay tráfico. Mañana elegiremos un río para pescar, sin carnet, sin pagar, sin atascos…Más allá del Océano, mi país como madeja enredada e indescifrable (gurtel, camps, 15M…). ¡Qué tranquilidad, no dedicar mis neuronas a almacenar información que desde acá se ve…tan inútil!… pero siento miedo ¿dónde va mi país? Desde tan lejos se ve perdido...

Páginas vistas en total