domingo, 26 de junio de 2011

TERROR

MIEDO, PHOBOS, DEIMOS...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Terror
Supervivencia gracias al miedo. El terror es su máxima expresión. Lo desconocido nos da miedo. No sabemos si vamos a ser capaces de controlarnos. Lo desconocido demasiado desagradable, y ya insoportable, se convierte en terror. Es miedo descontrolado y nos impide pensar o actuar debidamente. Aquello nos aterroriza. Queremos huir y no podemos.
Aunque este es un ejemplo de terror "doméstico", todos nos imaginamos el terrorismo - La ley del miedo - que esta ahí cerca.
Claro, hay más, como el terror real, siendo bombardeados en guerra, o en un terremoto cayéndose techos y paredes, y matando a mucha gente.

Anónimo dijo...

Estaba tan tranquila en casa cuando presentí que algo muy malo podía pasarme. Un movimiento en mi mano, un crujido, un fuerte dolor ¡Dios mío otra vez!
Uno de mis peores recuerdos emerge de mi subconsciente, me falta algo, siento la ausencia. Apenas me puedo mover porque el miedo es superior a ninguna otra sensación. Con los ojos cerrados levanto poco a poco mi mano derecha, abro los ojos y nooooooooooo ¡que horror! …
¡se me ha roto la uña!

Anónimo dijo...

PORQUÉ A MÍ

Lo último que recordaba antes de haberse dormido era la apacible sonrisa de la niña que viajaba a su lado. Al despertar el asiento estaba vacío. Extrañado, preguntó a la azafata, que le contestó que a bordo no viajaba ninguna niña. Ante su insistencia, ella comprobó la lista de embarque. Una fría sensación le recorrió la espalda cuando le comunicó que la única menor que figuraba se encontraba en la bodega en el interior de un ataúd.

Anónimo dijo...

DESDE NEW YORK

Zona cero. Laboriosas grúas enmarcan el lugar. Esbelta, resplandeciente, a medio vestir, emerge una nueva figura. Más arriba su estructura, amasijo de distintos cortes y grosores de metal y hormigón... Inevitable imaginar destrucción alrededor, confusión, caos, angustia... MIEDO. Aparentemente un halo de seguridad envuelve frágiles vidas, convencidos de que un dispositivo especial les protege. Tan solo curiosos turistas dibujan expresiones turbadoras en sus rostros, inmortalizan con sus cámaras lo que será y en su imaginación lo que pudo haber sido.

Anónimo dijo...

Las mil caras del terror.
Desde los tiempos más remotos,el terror ha dejado una huella indeleble en la naturaleza humana.
Ha sido una constante como elemento de dominio.
Ya en las cavernas,debieron experimentarlo indefensos ante el ataque de alguna fiera.Más tarde lo
utilizaron para someter a sus congéneres.
A lo largo de la Historia,tenemos
terribles ejemplos con crueles invasiones,intrigas,fanatismos,"rei
nados" de terror,etc etc.
En la actualidad,con las barbaries
de Asia,Äfrica,Sudamérca, Europa del Este....llegando,al máximo exponente con el terrorrismo ,que se ha convertido en una verdadera
guerra soterrada.
Todo esto,sin nombrar al terror ante los "elementos" desatados de la Naturaleza contra los que nada
podemos hacer.
Y por último,se me antoja ,el más cruel de todos,el del maltratador
contra su víctima,por su "esmerado"
refinamiento.

Anónimo dijo...

Miedo, un invitado no deseado.

El terror viene de la prehistoria, el miedo, se pierde en la noche de los tiempos.

Los miedos presentes,cotidianos, condicionan nuestra vida diaria y, por consiguiente, tememos al porvenir que no acaba de llegar.
Nos da miedo, es triste, pero es verdad, así sin más. Todo es tan negro como en una tormenta de invierno, ese invierno que llevamos todos dentro nos hace tiritar de puro pavor, no vemos en la oscuridad y cuando por fin abrimos los ojos para ver algo que nos merezca la pena, solo vemos la pena y el miedo que tenemos. No me gusta la oscuridad, siento miedo al no poder ver a mi alrededor y percibo el miedo de todos los que, al igual que a mí, les rodea la oscuridad. La suma de tantos miedos me acongoja, lloro y es que a mí no me gusta el miedo y mucho menos llorar, y cuando lloro es por algo que merece la pena.

Páginas vistas en total