viernes, 11 de marzo de 2011

ADOLESCENCIA (CERRADO) 10 Relatos

El tema de esta semana es la Adolescencia. Como sabéis no hay apenas reglas y cada uno puede usar la forma o estilo que prefiera siempre que trate el tema propuesto. Lo único, y esto es imprescindible que lo cumplamos todos, es que deben tener un máximo de OCHENTA PALABRAS para que nos dé tiempo a leer todas las aportaciones y deben ser ANÓNIMAS ya que parte del juego será intentar averiguar quién ha escrito cada cosa.

Para añadir o ver vuestras aportaciones simplemente pulsar el enlace "comentarios". Podéis escribir o copiar directamente en el cuadro que os sale. Después seleccionar usuario "ANÓNIMO" y cuando esté listo pulsar "publicar comentario".

10 comentarios:

ochentapalabras dijo...

Fali de los Santos “TIEMPO” (81 PALABRAS)

TIEMPO ALEGRE Y TRISTE A LA VEZ;
TIEMPO DE MIEDOS, DE INCOMPRENSIÓN.
TIEMPO DE ILUSIÓN.
DEL DESPERTAR A LA VIDA,
DEL DESPERTAR AL AMOR,
A LA AMISTAD, AL DOLOR.....
DE ARRANCARTE DE LA SEGURA TIERRA
DE TU INFANCIA,
DEJANDO AL AIRE LAS RAÍCES.
PERO SIGUEN BROTANDO EN TÍ,
HOJAS NUEVAS, NUEVAS FLORES,
NUEVOS AROMAS Y SENSACIONES......
ANTE EL INCIERTO HORIZONTE
DE LA JUVENTUD, LEJOS, MUY LEJOS,
LA MADUREZ Y LA VEJEZ,
NOS DEJAMOS MECER,
POR LA SUAVE BRISA,
DE LA ENSOÑACIÓN.....

11 de marzo de 2011 19:35

ochentapalabras dijo...

Ángel Inoriza “Martín Martín” (81 Palabras)

Mi nombre es Martín M. o M. Martín, como prefieran y sí, lo confieso, como dice la gente soy un adolescente.
Irresponsable, inmaduro, lo mismo rio que lloro en el mismo día, vivo el presente sin planear mucho el futuro y ando siempre correteando a las chicas de mi edad.
Precisamente mañana cumplo 80 años y no se si pedirme una webcam o una motocicleta.
Pero no me importa nada lo que digan.
Ya maduraré, tengo toda la vida por delante.

11 de marzo de 2011 19:35

ochentapalabras dijo...

Emilio " Guardando las distancias” (163 palabras)

Éramos una panda muy guay, del mismo barrio y escuela. Nos acababan de poner de largo. Es decir, ya no llevábamos los bombachos con medias, zurcidas, casi siempre. Mi madre me hacía la raya del pantalón muy fina y recta.
Los sábados por la tarde íbamos al cine al pueblo de al lado, siempre a gallinero, claro, que con las 3 pesetas que me daban en casa me tenía que bastar hasta el domingo.
Luego venía el lunes, y la escuela era un suplicio, aborrecía casi todas las asignaturas, menos geografía e historia, que algo, algo, creía que entendía. Aquella HISTORIA de España, porque los españoles siempre ganábamos, claro.¡¡
Entre nosotros hacía poco que acabábamos de admitir que nos gustaban las chavalas, y después del cine las veíamos bailar, ellas juntas y solo a veces con sus chavales. Al fin ya me aclaré. A mi me gustaba Mayte, y de vez en cuanto, le pedía y bailábamos juntos. Eso sí, guardando las "distancias"

11 de marzo de 2011 19:36

ochentapalabras dijo...

P. Arenas “¡Por fin viernes!” (83 Palabras)

-¡Por fin viernes!
Termina la semana en el Instituto.
-Esta tarde quedamos y hacemos dedo para irnos a la discoteca del pueblo vecino.
Un simple vistazo:
-Aún no ha llegado.
Pendiente en todo momento de la entrada: uno, otra, su panda… ahí está.
El estómago un enredo de sensaciones, una euforia repentina se apoderaba del cuerpo.
-¡Me ha mirado!
Bailar una lenta, su voz, su tacto, risas, un beso fugaz, o dos…
Otra semana: deberes, profesores, exámenes, padres….
Hasta que:
-¡POR FIN VIERNES

11 de marzo de 2011 21:04

ochentapalabras dijo...

Anónimo “Ilusiones” (69 Palabras)

Lleno de ilusiones, en aquel tiempo, realizables. Pues no faltaba más. Los mayores servían de referencia, los consejos se escuchaban, los amigos se apreciaban y cuando el Amor aparecía todo se tiraba por la borda. Los mayores eran muy mayores y los viejos serían viejos ya por poco tiempo. Todo eran prisas y ansias y el tiempo lastrado con más rémoras que un mejillonero.
Qué bonito y qué lejano.

11 de marzo de 2011 22:22

ochentapalabras dijo...

A.M. Rodríguez “La primera vez” (80 Palabras)

Aquel calor vendría a ser como de tarta de manzana, tibio y jugoso y sin embargo en absoluto dulce, si acaso afrutado y ácido, pero no cítrico, como a piña más o menos. Sí, era como una tarta de manzana, no como la recién sacada del frigorífico ni por supuesto tampoco del horno, sino como una tarta intermedia, de esas que se resisten a enfriarse en la ventana, tibia, como ya he dicho y jugosa, pero sobre todo, bastante decepcionante.

11 de marzo de 2011 23:21

ochentapalabras dijo...

Anónimo “Adolecer” (87 Palabras)

Adolecer significa padecer y florescencia, florecer. Los hombres con suerte tienen una flor en el culo y los niños, con suerte, tienen una flor en la boca. Por la boca se come, por el culo se caga y como de los males se adolece y las flores, algún día, florecen, no es difícil asociar que los niños tienen sucio el culo, los hombres sucia la boca y los adolescentes, que son niños y hombres tienen mierda en el culo y no te digo ná en la boca.

11 de marzo de 2011 23:57

ochentapalabras dijo...

Teresa “Pirsin” (80 Palabras)

- Papá, Mamá he tomado una decisión… voy a ponerme un pirsin.
- Soy ya mayor y hago lo que quiero
- Estoy harta nunca me dejáis hacer nada
- Pues me lo voy a hacer con mi dinero
- Es mi cuerpo y hago lo que quiero
- Sois unos retrógrados y unos antiguos
- En cuanto cumpla los 18 me voy de esta casa
- Os odio
- …
- Mamá me duele mucho, porfa, porfa, dame algo.

12 de marzo de 2011 21:23

ochentapalabras dijo...

Ramón Sánchez “Experiencia” (84 Palabras)

Adolescencia? que tal, como estás, casi ni me acordaba de ti. Actualmente ando luchando con lo que llamo "Alzeimer Juvenil", que a veces te lo pasas bien, "olvidas"...., pero ¿te acuerdas de lo bien que lo pasamos en aquella época de n/vida,? jugando, soñando, queriendo, amando, a veces padeciendo, casi sin darnos cuenta..... y has pasado en mi. Espero y deseo volver a estar contigo, sin que me sorprendas, porque aunque tú, que siempre serás joven, floreces, creo que tendré algo más de experiencia.

17 de marzo de 2011 19:02

ochentapalabras dijo...

SALOMÉ “Mi adolescencia” (180 Palabras)

Yo hoy sería una niña de psicólogo.
Cuando yo nací, mis padres eran mayores (43 y 50 años). Mi hermana mayor me lleva 15 años; creo que nunca me quiso. Dicen quela barriga de mi madre le sentó fatal. Cuando me fue cogiendo cariño yo ya era mayorcita y como yo tenía un carácter más fuerte, pues siempre se apoyó en mí y me admiraba. Hoy en día nos queremos muchísimo.
Yo siempre creí que nadie me entendía, ni me escuchaba.
Me hubiera encantado haber estudiado; no lo hice porque no disponía de medios económicos. Me puse a trabajar desde muy pequeña.
Mi padre murió cuando yo tenía 18 años. Entonces me puse a trabajar en una droguería; fueron los seis años más amargos de mi vida.
Tuve mi primer y único novio (hoy mi marido) a los 14 años. No lo entiendo porque era todo lo contrario a mí.
Bueno, de todo se aprende. Como me sentía sola, la autoestima siempre la he tenido por las nubes. Es más, siempre me he visto guapa (con lo fea que soy).

19 de marzo de 2011 11:44

Páginas vistas en total